jueves, 12 de febrero de 2015

The Cove/ La Caleta

Aguas Poco Profundas, Secretos ProfundosLa Caleta
Director: Louie Psihoyos
Duración: 90 minutos.
Año: 2009
Bahía de Taiji, Wakayama, Japón, una vez al año, sus aguas se tiñen de un rojo espeso, no causado por un proceso natural, contaminación o algas, sino por una gran masacre que se vive en sus costas cada año, miles de delfines utilizan este recorrido en sus rutas migratorias anuales, miles de ellos, con su crías, pero en esta bahía, oculta de la vista del ojo común y protegidas con gran seguridad es donde un pequeño grupo de pescadores lleva a cabo la captura y posterior matanza de aproximadamente 23.000 delfines y marsopas cada año, este no es un hecho oculto para los altos mandos de la industria, pues de aquí se sacan kilos y kilos de carne de delfín destinada al mercado, haciéndose pasar por carne de ballena u otras especies sacando mucho más dinero de lo que debería, también de esta misma bahía son sacados la mayoría de delfines destinados a los miles de parques marinos en todo el mundo, obviamente los delfines que no son elegidos para el mundo del cautiverio y espectáculo son los que serán vendidos más tarde como alimento para miles de ciudadanos que ni siquiera tienen el menor conocimiento de lo que en las costas de su país sucede.

La Bahía de Taiji Después de la Matanza de Delfines

Este documental fue grabado de manera secreta (obviamente ilegal) utilizando tecnología de espionaje y cámaras ocultas durante el 2007 por un fuerte equipo de activistas destinados a detener el horror que se lleva a cabo en estas aguas, entre ellos Ric O'Barry, quien muchos años antes capturó y entrenó a los cinco delfines participes de la popular serie Flipper. En los tiempos de la serie O'Barry jamás imagino todo el daño que hacía a estos los delfines, no hasta que una de las delfines, Cathy, se suicidara en sus brazos, solo entonces decidió que todos los años siguientes de su vida estaría destinados a destruir la industria de la diversión con delfines que le mismo había ayudado a formar.

Debido a la contaminación mundial anual de mercurio, la carne de los delfines en Japón posee una cantidad aproximada a 2000ppm (parte por millón), cuando la cantidad permitida es apenas 0.4ppm, la carne de estos delfines es sumamente tóxica para los humanos, más aún para las mujeres embarazadas y los niños. La contaminación por Mercurio no se ven necesariamente de inmediato, pueden verse años después del consumo, especialmente en el nacimiento de niños con malformaciones, problemas mentales y otros.

Trailer:


Opinión:
En este documental nos enfrentamos a varias atrocidades, por un lado y el principal, la brutalmente injusta e innecesaria matanza de delfines y captura de estos para el mercado, lo que ya de por si es brutal y doloroso, pues no se utiliza ningún método ortodoxo para el proceso más que masacrar a los delfines con lanzas y dejarlos desangrar y ahogarse en su propia sangre, una muestra más de la HUMANIDAD que poseen algunas personas... y por otro lado tenemos el riesgo que lleva a los habitantes del país comer esta carne, es como tragar veneno, uno que mata lentamente, dándose a notar en las generaciones venidera de manera horrible.
Un documental muy bien hecho, con buenísima información y MUY doloroso de ver, pues podemos incluso escuchar la desesperación y el miedo de los delfines y ademas todo el esfuerzo de O'Barry y sus compañeros no fue escuchado por los altos mandos de las industrias que controlan todo este sistema ni por muchas de las personas a las que les mostraron las grabaciones de la masacre... Pero al menos nosotros podemos esparcir el mensaje, darle a conocer al mundo la crueldad que se lleva a cabo en Japón.
Los Delfines son bellas criaturas con una inteligencia superior y no es como si no se dieran cuenta de lo que les va a suceder una vez las redes se cierran tras de ellos, ellos lo entienden, saben lo que viene luego, ellos Recuerdan, los pocos delfines que se salven recordarán lo que sucede, si es que alguna vez se salva alguno...
Pensemos, este documental fue filmado el 2007, solo ese año, 23.000 delfines murieron, hasta hoy han pasado 6 años, 6 x 23.000 = 138.000 hasta el día de hoy, porque esta matanza aun continua sucediendo cada año y seguirá sucediendo si no hacemos que el mundo se entere.



Datos:
-Los Delfines, al igual que todos los animales con espiraculos respiran voluntariamente, así como nosotros decidimos o no mover una extremidad ellos deciden respirar, por eso al dormir estos mamíferos mantienen una mitad de su cerebro consiente mientras duermen la otra para poder respirar. En el caso de Cathy, que vivía bajo estrés decidió simplemente acabar con su vida, cerró su espiraculo voluntariamente y se dejó morir.
-Trató de prohibirse por muchos medios mostrar este documental en Japón, pero gracias a activistas japoneses y otros se consiguió de a poco llevar el documental a las pantallas del país.
Premios:
-Oscar al Mejor Documental Largo, 2010
-Chritics Choice Movie Awards (Premio de la critica cinematográfica) al Mejor Documental 2010
- Premio WGA al Mejor Guión Documental 2010
-Premio del Sindicato de productores al mejor Documental 2010
-Premio del Sindicato de Directores al Mejor Director de Documental 2010

2 comentarios:

  1. Después de esto no se puede hablar de que el desarrollo económico es sinónimo de civilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mayor problema supongo que no es exactamente el desarrollo en si, si no como se lleva a cabo, a espaldas del pueblo y de las peores maneras, quienes tienen el poder rápidamente olvidan su humanidad....

      Eliminar